Saltar al contenido

Las horas ingenuas

En Las horas ingenuas todo el proceso de trabajo es muy casero, y prestando muchísima atención al detalle. Sus prendas parecen salidas de otra época y apuntan a mujeres sensibles, soñadores y divertidas. La dueña sostiene que su marca se define en dos simples palabras: Prendas nostálgicas.

Si te interesa esta nota, también puede gustarte

FOTO 1 Las horas ingenuas - MystiquePh.jpg

“Las horas ingenuas nace de haber vivido con mi abuela Nelly muchos años y de que ella haya conservado su antigua máquina de coser Singer en casa. Un día le dije que quería hacerme un vestido, y empezó a enseñarme cómo usarla. Desde ahí hasta ahora, con cursos de confección y moldería en el medio, fuí aprendiendo.

“El proceso de trabajo es muy casero. Dibujo lo que se me ocurre en un cuadernito, después re-dibujo con el diseño más cerrado en otro cuadernito, y a este último lo llevo en el bolso cuando voy a comprar telas y materiales. Generalmente es ahí cuando me doy cuenta cómo va a ser la prenda. La confecciono, y a partir de ese primer modelo sigo trabajándolas a pedido.”

La marca se define en dos simples palabras: Prendas nostálgicas.

“En Las horas ingenuas se trabaja con géneros 100% algodón en la gran mayoría de los casos. Todos los hilos, cintas y botones se fueron y van comprando en mercerías antiguas encontradas en diferentes barrios. A estos materiales se les suma una confección muy cuidada y muy detallista. Todo parece venir, o realmente viene, de otros tiempos.”

FOTO 3 Las horas ingenuas - Pibitas fotografía.jpg

“En cuanto a mi inspiración, llega de un montón de partes, pero sobre todo de imaginar contextos en los que siento que mis prendas se ven en armonía. Como prepararse un té y tomarlo mirando por la ventana, un café en un bar viejo, una tarde de mate con amigas, la música sonando en casa, el sol haciendo dibujos sobre las paredes, leer un libro bajo la luz de una lámpara. Me imagino a las prendas siendo usadas en momentos así, como si fueran de alguna película.”

RETRATO Las horas ingenuas.JPG

“Es difícil armar una categoría de personas que usan mis diseños, pero a grandes rasgos se me ocurre decir sensibles, soñadoras y divertidas, aunque ante todo diría: personas que confían en una relación diseñadora-clienta cercana y cálida.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: